Party Classroom: Hiphop, Reggaetón & Historia

Updated: Oct 29, 2021

Ima keep it a bean with you, Nina" que me dejó saber que hice un gran avance y casi salté de alegría. Continué con mi lección y les expliqué que íbamos a aprender sobre la historia estadounidense y la historia puertorriqueña / caribeña a través del hip-hop y el reggaetón. La música es tan divertida como la historia. La música, especialmente el hip-hop y el reggaetón son productos de la historia oral; la guerra contra las drogas; la Ley Jones de 1917; la colonización de las Américas; la trata de esclavos en el Atlántico; las leyes Jim Crow; el encarcelamiento masivo; el amor; el sexo; la familia; los amigos y la fe. Mi trabajo este verano fue desafiar la noción blanca de la historia que mis estudiantes conocían y hacer que desafíen estas nociones y cuestionaran nuestra realidad social.uestra realidad social.s darle sentido a lo largo de este escrito.


El verano pasado, tuve el honor y el privilegio de enseñar a estudiantes de secundaria de 14 a 18 años durante el programa de verano de Upward Bound. Qué rango de edad más divertido, incómodo, desordenado, desafiante y emocionante para enseñar; no cambiaría ni un detalle. Mi primer día de lección fue el más difícil, ya que mis alumnes pensaban que la historia era aburrida y sin acción y mi trabajo consistía en hacerla divertida. Ese día agarré mi marcador y trazo una línea con una flecha en cada extremo. Me volví hacia mis estudiantes y les pregunté: "¿Qué significa está línea? ¿Alguno de ustedes puede decirme qué creen que es esto? Una de mis estudiantes, una brillante, divertida e inteligente (una futura arquitecta) dice: "¿Ehm, una línea?" luego se rió. Yo digo, “¡CORRECTO! ¡Una línea! Pero, ¿qué significan estas flechas? Otro estudiante, brillante, deslumbrante, futuro profesor, dice: "Puede que sea exagerado, pero supongo que significa que no acabará nunca". Su respuesta me hizo sonreír porque tenía razón, significaba que la línea era infinita. Entonces digo, “¡CORRECTO! Esta línea nunca termina porque la historia nunca termina; porque es un continuo. Lo que sucede en el punto A impacta en el punto B, que luego impacta en los puntos C, D, E, F y G. "



Entonces, escuché un gran "Oh, wow" que me dejó saber que hice un gran avance y casi salté de alegría. Continué con mi lección y les expliqué que íbamos a aprender sobre la historia estadounidense y la historia puertorriqueña / caribeña a través del hip-hop y el reggaetón. La música es tan divertida como la historia. La música, especialmente el hip-hop y el reggaetón son productos de la historia oral; la guerra contra las drogas; la Ley Jones de 1917; la colonización de las Américas; la trata de

esclavos en el Atlántico; las leyes Jim Crow; el encarcelamiento masivo; el amor; el sexo; la familia; los amigos y la fe. Mi trabajo este verano fue desafiar la noción blanca de la historia que mis estudiantes conocían y hacer que desafiaran estas nociones y cuestionaran nuestra realidad social.





A través de mis lecciones les enseñé sobre Grand Master Flash, DJ Kool Herc, Rakim, Nas, Jay-Z hasta Lil Baby, Bad Bunny, Ivy Queen, Daddy Yankee, El General, La Sista, Tego Calderon y la lista seguía. Les enseñé los orígenes de estos géneros y cómo estos géneros jugaban y criticaban sus realidades, pero también les enseñé cómo ambos sirven como voces para muchas personas a las que les robaron la voz. Necesitaba que mis alumnos entendieran que nuestras historias son hermosas y dolorosas, ambos sentimientos pueden coexistir.



Mis alumnos pasaron de hacerme levantamientos de cejas extraños y cuestionarme lo que estaba diciendo a preguntarme “¿Quién era Fred Hampton? ¿Por qué nunca he oído hablar de él?”, “¿Quién es Lolita Lebron?” a crear presentaciones frente a su programa de verano sobre eventos y figuras que aprendieron en mi clase. En una de mis lecciones, estaba con mis estudiantes de último año y les pregunté: “¿Qué significa ser real? ¿Ser mujer? ¿Ser un hombre? Al principio, se les hizo difícil, no tenían idea de qué decir. Me detuve y pensé por un momento y luego dije: “¡Está bien, todos me están diciendo “keep it a bean!” ¡¿Qué significa eso?!" Luego, sus manos se elevaron como un cohete, casi podían tocar el techo del salón. Sonreí mientras dije: "cortésmente, griten algunos pensamientos", luego escuché "ser fuerte, no ser falso"; "ser un picaflor"; "no ser débil"; "sin emoción"; "ser una mujer de verdad es ser pura” y la lista continuaba. Mi mano estaba acalambrada por intentar seguir el ritmo de todes sus pensamientos en la pizarra. Entonces, pregunté: "¿Sin embargo, escuchamos esto solo en nuestra música?" Todes responden: "¡No!". Un estudiante dice: “También lo escuché de mis padres. Nunca supe cuán profundo realmente es todo esto ". La clase estuvo de acuerdo con elle. En ese momento supe que estábamos aprendiendo juntes. Abrí mi presentación de PowerPoint, en el proyector puse una foto de Bad Bunny en drag y pregunté "¿No es un hombre de verdad?" y mi futura estudiante de arquitectura me desafió diciendo: “¿Qué es un hombre de verdad? ¿Por qué no puede simplemente ser un hombre? " BINGO. Ahora, mis alumnes me estaban desafiando a mí y a mis prejuicios implícitos. Mis estudiantes ahora me enseñan A MÍ con las herramientas que pude brindarles. Sentí que mis lecciones estaban cerrando el círculo y no me lo imaginaba. Mis alumnes también expresaron abiertamente cómo estos temas eran una parte importante de sus propias vidas y desafíos cotidianos. Y eso me enseñó que la historia es tanto nuestro presente como nuestro pasado.


Enseñar historia a través del hip-hop y el reguetón significa que la autoconciencia es clave. Como feminista antirracista, enseñar historia a través del hip-hop y el reguetón puede parecer una paradoja poética. La gente siempre pregunta: "¿Cómo se puede enseñar a través de géneros que implican tanto racismo y misoginia?" y mi respuesta siempre será la misma: "Solo puedo ser una buena maestra si me siento incómoda con mis alumnes porque significa que se está aprendiendo". Sí, es difícil y sí, puede parecer muy contradictorio enseñar historia sin censura a través de estos géneros, pero nada en la vida es limpio y perfecto. En lugar de alejarnos del racismo y la misoginia en estos géneros musicales, debemos enfrentarlos directamente y meter mano sin piedad. Como dice Anuel AA: “El que tenga miedo a morir que no nazca” y aunque nos remos de su verso, aguanta verdad. La vida tiene cosas feas, cosas hermosas, cosas confusas como el reggaetón. Es por eso que la autoconciencia es la parte más importante de la enseñanza de la historia a través del hip-hop y el reggaetón, porque mientras elevas ambos géneros y muestras sus bellezas, también tienes que criticar y desafiar las partes feas. El hip-hop y el reguetón son como las personas: las personas son complicadas, desordenadas, confusas, hermosas, emocionantes y no están destinadas a ser colocadas en una caja con una sola definición. Como la gente, estos géneros musicales pueden ser toda esta constelación de cosas y más porque ser humano es complicado y el reggaetón como el hip-hop es humano. Puedo seguir hablando de este verano y nuestros debates musicales, pero nunca terminaría y les aburriría a todes ustedes. Sin embargo, quiero que todes sepan que la música es historia. El hip-hop es espiritualidad, amor, ira y dolor. El reggaetón es placer, risa, dolor y cultura. Y todes y cada une de nosotres somos pasado, presente y futuro.

146 views0 comments

Recent Posts

See All

Hasta Bajo Project: El Blog

Aquí la historia, la cultura, el reggaetón y las ideas (o sus fugas) entran en conversación y hacen magia. Abrimos nuestros brazos y oídos a voces tengan algo que contribuir a nuestro blog para ampliar nuestra perspectiva. Envía tus escritos a: hastabajoproject@gmail.com